Friends from... hell

A todos mis amigxs a lxs que les recomiendo series:
Pensaban ver la nueva serie Friends from college?



No voy a decir que estaba entusiasmada de verla pero sí me generó cierta expectativa leer que tenía lo mejor de Friends y de HIMYM. No recuerdo dónde lo leí pero desde ya les digo: mentira. De HIMYM sólo tiene a Cobie Smulders – a quien detesto con ganas porque podría ser increíble, pero no. De Friends, nada. Ni siquiera se parece al “grupo de amigos”, como todo el tiempo necesitan recordarnos que son. Si en Friends se trata del paso del fin de la adolescencia a una adultez más acabada, ésta es una regresión en donde en el momento en que todos los personajes se juntan dejan de ser adultos para ser un grupo de tarados que tratan de revivir (o continuar viviendo en) la estupidez de 20 años atrás. De nuevo, esto es algo que algunos personajes secundarios nos recuerdan, y es la única forma que se justifica ver cómo se termina de desarrollar: alguno de ellos se dará cuenta? Lo asumirán? De última, el insomnio está para eso, para ver series intrascendentes.


Se supone que trata de un grupo de ex compañeros de facultad que se reencuentra 20 años después de terminar la universidad, cuando dos de ellos, Ethan y Lisa, vuelven a Nueva York. Enseguida somos testigos de un secreto que convierte al “grupo de amigos” en un triángulo amoroso que va a llevar adelante (?) la historia y varios secundarios que parecen de cartón.
Si bien todos los personajes tienen rasgos infantiles, el protagonista masculino, Ethan es el peor; es el que de alguna forma despierta al adolescente dormido que llevan dentro. Alrededor de él los demás personajes -que son sumamente meh, vainilla, blandos-, liberan un tufo a rancio, a que abrieron un cajón con algo podrido adentro que no necesitaban guardar. Ethan es un autor con dos novelas publicadas, consagrado por la crítica, que se pone nervioso en las situaciones más comunes y la única forma que tiene de manejarlo es hacer caritas graciosas de las que nadie se ríe y que genera que todos, dentro y fuera de la pantalla, nos sintamos incómodos y nos dé vergüenza ajena. Totalmente inconsistente. No vale la pena explayarse hablando de los demás. Yo me indignaría y ustedes dejarían de leer.


Por otro lado, guionistas y directores también van 20 años atrás para narrar esta historia. La estructura es vieja; el tratamiento es viejo. Con tanta serie dando vueltas por ahí, ésta pasa completamente desapercibida dentro de las nuevas formas de contar historias. No se desvía ni un poco de su linealidad temporal para contar algo que podría interesarnos del pasado, de cómo este grupo de personajes con nada en común se hicieron amigos. Siempre avanza y se lleva atropellados a todos. No se va por las ramas para mostarnos algunas historias secundarias que en la sociedad que vivimos hoy podrían ser un poquito más interesantes que el gastadísimo triángulo. No desarrolla a los personajes, no les da peso, fuerza actitudes que no cuajan con la realidad en que los inserta. Las únicas dos cosas razonables y esperables en una serie increíblemente predecible son las únicas dos cosas que no pasan. Uno espera ver un avance y que, como planteaba antes, asuman ciertas cosas. No pasa. Ni siquiera se la juegan y van para atrás, es decir, llevar a estos personajes a un verdadero absurdo, a una regresión que al menos dé un poco de gracia. Es una serie hueca, tonta y vacía, por donde se la mire.


Por último, la serie está planteada como comedia pero las situaciones que atraviesan estos personajes, que son adultos a pesar de lo que la serie nos/les quiere hacer creer, dan más para drama, por lo que termina siendo ninguna de los dos. Sería un buen punto de partida sí para explorar el dramedy pero tampoco le da. No soy muy ducha en las reglas de ese género pero habiendo visto series como Please like me o The last man on earth, hay una clara y abismal diferencia entre lo que logran éstas y el desastre incomprensible de Friends from college. La combinación de drama y comedia no es fácil de lograr y requiere de un pulso firme, de una mano experta para narrar el absurdo o reírse de la propia tragedia. Y Friends from college apesta a adolescente sin bañar.




En fin, no la vean.

Comentarios

Entradas populares de este blog

un poco de amor cortés

primeros días del año

unos minutos atrás, en primera junta...